Página principal > Opinión > La Unión Europea está jugando con fuego: un negocio redondo para (...)

La Unión Europea está jugando con fuego: un negocio redondo para Turquía

, de Félix de la Fuente Pascual

Las conversaciones entre la UE y Turquía ponen en juego vidas humanas: las de aquellos que huyen de la guerra en Oriente Medio. La insensibilidad manifiesta de algunos dirigentes llamados a liderar el proyecto europeo resulta, por tanto, lamentable.

Foto de una cumbre entre la UE y Turquía. Fotografía de European Union External Action, via flickr.com

Autores

En realidad no es con fuego con lo que está jugando la UE, es con vidas humanas. Ya ni siquiera nos impresionan las escenas de cientos de miles de personas –pues son personas y muchas de ellas son, además, niños- deambulando bajo el frío y la lluvia por las carreteras y caminos de Europa. Hemos drogado nuestra conciencia diciéndonos que Europa no puede acoger a todos y que hay muchos yihadistas entre los refugiados. Ya podemos dormir tranquilos. Pero no es sólo la UE la que esta jugando con fuego, también nosotros y nuestros políticos. Y esta insensibilidad que estamos mostrando frente a los refugiados nos está pasando ya factura y nos la pasará mucho más en el futuro.

Este corazón de piedra que estamos forjando en nuestro interior, es el mismo que se muestra insensible frente a todos los problemas de paro, de falta de vivienda y de hambre que nos está rodeando. Los grandes y los medianos partidos se han puesto de acuerdo en un pacto contra el terrorismo, y no me parece mal, pero ¿se les ha pasado por la imaginación un pacto contra la pobreza, contra el paro, contra la miseria? ¿Nos proponen acaso medidas concretas sobre estos problemas en sus entrevistas de la tele?

Pero este juego de la UE con las vidas humanas sigue adelante y se hace cada vez más macabro. Ahora resulta que la solución al problema de los refugiados pasa por un acuerdo con Turquía: un negocio redondo para dicho país, un desprestigio para la UE y un desprecio enorme hacia unos seres humanos. ¿Hemos olvidado acaso que Turquía ha estado permitiendo hasta ahora todo el negocio de las mafias dedicadas a explotar a los refugiados en su traslado hacia Europa? ¿Hemos olvidado que los aviones de Turquía se han dedicado más a atacar a los kurdos que a las milicias del Daesh? ¿No nos está diciendo Rusia que Turquía, y sobre todo la familia de Erdogan, está haciendo los grandes negocios comprando petróleo a Daesh? ¿No es acaso muy probable, por no decir seguro, que Turquía esta apoyando de esta y de otras formas a Daesh? ¿Fue acaso una casualidad que Turquía derribara un avión ruso, cuando este avión no suponía ningún peligro para dicho país? ¿Qué garantías tenemos de que esos tres mil millones que la UE va a otorgar a Turquía van a servir para aliviar el calvario de los refugiados y no van a ir a parar a otros fines menos humanitarios? ¿Hemos olvidado que Erdogan es uno de los principales responsables de la guerra de Siria y, por tanto, de millones de refugiados?

JPEG - 561.6 KB
Campamento de refugiados sirios en Capadocia, Turquía. Fotografía de Fabio Penna, via flickr.com

En compensación a esta buena disposición de Turquía a hacer el gran negocio -está haciendo negocio con la gasolina de Daesh y está haciendo negocio con la UE a costa de los refugiados- los jefes de Gobierno de los Estados miembros de la UE, que son los grandes señores de una Europa que debería ser la Europa de los ciudadanos, le prometen a Erdogan abrir negociaciones para la adhesión de Turquía a la UE.

Hasta ahora una de las principales razones de la paralización de estas negociaciones era las muchas lagunas que se dan en Turquía en el campo de los derechos humanos, por decirlo de una manera suave. ¿Se ha avanzado algo ahora en dicho país en el respeto de los derechos humanos? Que yo sepa, no. Sino todo lo contrario entonces, ¿se pretende engañar a Erdogan o se quiere subastar a la UE a precio de saldo?

La UE debe cultivar la buenas relaciones con todos sus países vecinos, pero eso no significa darles carta de ciudadanía. No es la primera vez que se quiere obligar a la UE a admitir a Turquía en su seno, lo cual significaría acabar para siempre con ese sueño que se llama Estados Unidos de Europa, que tanto bienestar y paz podría proporcionar a sus ciudadanos. Hace ya mucho tiempo que nuestros políticos vienen jugando con fuego, y esto es muy, pero que muy peligroso.

Compartir este artículo

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom